Authors Posts by Dotel Adamirca

Dotel Adamirca

805 POSTS 0 COMMENTS

0 15

Pero obtener una D- (muy deficiente) en una carta de amor (o desamor) cuya calificación estuvo en manos de un exnovio, es ciertamente algo poco frecuente.

Reprobar una asignatura escolar puede ser un hecho habitual para muchos.
Pero obtener una D- (muy deficiente) en una carta de amor (o desamor) cuya calificación estuvo en manos de un exnovio, es ciertamente algo poco frecuente.
Y esa es la nota que se llevó la carta de disculpas que le envió una joven a Nick Lutz.
Antes de eso, publicó fotos de la carta en su cuenta de Twitter y el tema se volvió viral.

“Me siento un poco culpable pero al mismo tiempo, no creo en la carta en absoluto”, dijo a la BBC.
“Me ha mentido antes. Sentí que era otra manera de hacerme sentir como si yo fuera estúpido”, se justificó.
A la pregunta de si se arrepentía de compartir la carta personal en las redes sociales, Nick dijo: “Sí, se podría decir”.
Lutz, que estudia en la Universidad de Florida Central, dice que recibió la disculpa poco después de que la relación terminara y admite que probablemente no fue la mejor decisión tuitear la carta corregida.
La calificación
En su crítica, Lutz comienza diciendo que la introducción es demasiado larga y que hay mucha repetición.
El joven dice que su ex necesita mostrar entendimiento al decir que terminó por no poner esfuerzo para que la relación funcione.
También dice que se requiere respaldar sus dichos con pruebas, como cuando dice que nunca lo engañó.
“La relación terminó después de que me dijo que iba a un parque temático con su mejor amiga, que es una muer, pero más tarde supe que fue con un hombre”, dijo.
“Empezamos a salir en febrero del año pasado y lo hicimos durante unos ocho meses”.
Pero Lutz cuenta que a los cuatro meses de relación ella empezó a ocultar su teléfono.
“Y escuché que tenía nombres en código para otros hombres en su lista de contactos”.
La segunda página pide que su exnovia proporcione más detalles después de esta línea: “Tomé todas las promesas que teníamos y las rompí”.
Lutz también corrigió errores ortográficos.

El estudiante también resaltó en la carta cuando ella dice que no tiene “ninguna razón para esconder, mentir u ocultar nada”.
Y el joven escribió en el margen: “Si no hay razón para mentir, ¿por qué no dices la verdad?”
También la acusa de “usar rellenos inútiles” para abultar la carta e incluso dice que utilizó caligrafía “poco formal” cerca del final de su nota.

Lutz cuenta que decidió hacer anotaciones en la carta como una “broma” entre él y sus amigos.
Sin embargo, su tuit original, donde calificó la carta, fue compartido más de 100.000 veces.
“Ella no es feliz, pero no esperaba que esto se convirtiera en viral. Ella habla con mi madre pero yo no he hablado con ella y no estoy seguro de que lo haga”.
¿Te amo?
La página final contiene un signo de interrogación después de “Te amo” y también el resto de la conclusión final de Lutz.
“Si quieres que te crea, demuéstralo con pruebas”, escribe.
“Hablaste de que nunca habían ocurrido engaños, pero que la culpa es tuya, ¿de qué, entonces?
“Necesitas dejar de contradecir tu propia historia y elegir un lado. Mientras este gesto es apreciado, preferiría detalles sobre las declaraciones.
“Se aceptará una revisión para obtener la mitad del crédito”.
La carta y su corrección tuvieron una gran repercusión en Twitter en donde otros usuarios resaltaron más errores y hasta el joven recibió una invitación a una cita.

Nick Lutz también le dijo a otro usuario de Twitter que su exnovia había visto las correcciones y que estaba “de acuerdo con su calificación”.
Para aprobar una asignatura en Estados Unidos, un estudiante debe obtener una C que equivale a un “suficiente”.

0 9

Fredy no tiene casi pan porque, como casi todos los panaderos del país, no dispone de harina.

En el largo mostrador acristalado de la panadería de Fredy López ya no hay pan. “Pura chuchería”, dice señalando las bolsas de snacks.
“Antes tenía pan campesino, tortas…”, recuerda con cierta nostalgia en el humilde barrio Boquerón, en el oeste de Caracas.

Ofrece también en su tienda café, jugos y charcutería. Todo para sustituir su principal producto, el pan, casi un artículo de lujo en la Venezuela actual de la crisis económica.

Fredy no tiene casi pan porque, como casi todos los panaderos del país, no dispone de harina.
No producir trigo no impide que Venezuela sea un país de gran tradición panadera gracias, sobre todo, a la numerosa inmigración española y portuguesa.

Como casi todo en el país, el trigo también es importado. Y ahora escasea, como sucede con los productos cuya presencia en el mercado depende de un Estado con ingresos mermados por la caída de los precios del petróleo, principal y casi única exportación del país.
El largo camino del pan hasta la mesa
Hasta que un pan llega al estómago de un venezolano/a pasa por un complejo proceso.
El trigo comprado por el gobierno (o con los dólares otorgados por él) llega a precio subsidiado a los molinos, que se encargan de convertirlo en la harina que luego distribuyen.
Los panaderos tienen que dedicar parte de esa harina que compran a producir pan a un precio justo recomendado por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde).
En Boquerón, una canilla, que es un pan delgado y alargado muy simple, cuesta apenas 80 bolívares (US$0,11 al cambio oficial controlado por el gobierno y US$0,01 en el mercado paralelo).
En la Venezuela de la inflación desbocada, en la que los precios aumentan de un día para otro, es casi regalado.

Por ello, en las panaderías se forman largas filas varias veces al día, cuando sale a la venta el pan más barato, el más demandado en tiempos de crisis en un país donde el salario mínimo es de 40.000 bolívares mensuales (US$10 al cambio paralelo en este momento).
“Pero yo no hago canillas desde noviembre del año pasado”, me dice Fredy, que ha pasado de recibir 200 sacos de harina al mes a sólo 30.
En enero le llevaron 40. En febrero, de momento, 15. Y ya sólo le queda éste.
Si dedicara la poca harina que consigue al pan de precio bajo, Fredy debería cerrar el negocio, como han hecho tantos otros.
“Por eso tengo puro pan dulce”, me dice señalando pan de guayaba, pan de coco y pan piñita.
Esta mañana sólo horneó el pan piñita, una cadena de panecillos dulces y esponjosos del tamaño de un puño que se separan y se venden por apenas 100 bolívares.
“Es lo más rentable, llena el mostrador y parece que hay volumen”, explica su estrategia de marketing.
Mejor croissant que pan
En una panadería al otro lado de Caracas, en el este, una zona mucho más pudiente, la situación es similar a la de Boquerón. Es mediodía y salen del horno varias decenas de anchos panes andinos al precio de 2.200 bolívares. Hay fila, pero la cifra provoca que sea corta.

Hace mucho tiempo que tampoco aquí se ven las canillas. “Hacerlas es producir a pérdidas. Hay poca harina como para cubrir los gastos”, me dice Adrián, responsable de una panadería que recibe un 50% menos de harina que hace dos años.
Por ello produce productos dulces o panes más elaborados, que se venden a un precio mayor.
Si hay algo de harina, es más rentable hornear croissants que pan normal.
Todos estos factores hacen que haya menos pan que hace años. Y ello en un momento en el que precisamente aumentó la demanda.
Pese a que un pan de los más elaborados supera los 2.000 bolívares, aún resulta más económico que el arroz o la harina de maíz precocida para hacer las tradicionales arepas.
Ambos productos no sólo son casi imposibles de encontrar, sino que cuando aparecen alcanzan fácilmente un precio de más de 3.000 bolívares y solo se pueden comprar tras soportar una larga fila de varias horas.
“La guerra del pan”
La lógica de rentabilidad y supervivencia de los panaderos, sin embargo, enfurece al gobierno.
“La federación de panaderos de Caracas le declaró la guerra al pueblo. Tiene al pueblo haciendo colas pero por maldad, ya tienen varios meses en eso, y yo me he propuesto un plan especial para ganar la guerra del pan”, dijo en televisión el domingo 12 de febrero el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El gobierno habla de forma recurrente de la “guerra del pan” y de la “mafia del trigo”. Y a través de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) ha criticado los “precios de usura”.
Por ello, el organismo gubernamental realiza inspecciones e incluso alienta a los ciudadanos a denunciar a las panaderías.
“Han venido y nos han hecho advertencias”, dice Adrián, poco preocupado por una labor fiscalizadora intermitente.
Más harina
Ante la mala imagen creada, Tomás Ramos López, presidente de la Federación de la Industria de la Panificación (Fevipan), defiende al gremio y reclama al gobierno materia prima.
“Al 9 de febrero había en existencia en los molinos sólo 18.000 toneladas de trigo panadero y se necesitan 120.000”, expresó en un comunicado el 14 de febrero, dos días después de las críticas de Maduro.
El sector pide harina y mientras llega, rentabiliza la que tiene. Por eso en las panaderías de Venezuela hay más pan dulce que salado.

0 12

La madre del pequeño, que ahora tiene 3 años, vio las imágenes en internet.

Muchas páginas en Facebook no son lo que parecen.
Tienen fines supuestamente solidarios, pero buscan todo lo contrario: estafar a la gente.

Los administradores de la red social han eliminado recientemente dos cuentas que usaban fotografías robadas de un niño enfermo y aseguraban, falsamente, que tenía cáncer.
Fueron tomadas el año pasado, cuando el niño padecía una forma grave de varicela.
Las publicaciones en Facebook prometían donaciones económicas para someterlo a una cirugía si los usuarios hacían clic en “Me gusta” y dejaban comentarios.
Más de un millón de personas compartieron una de las publicaciones desde que fue difundida a principios de mes, y cientos de miles reaccionaron.
Pero los expertos en seguridad informática dicen que los usuarios se ponen en peligro cada vez que lo hacen y que sería bueno plantearse si la información es cierta o si se trata de un fraude.

Sarah Allen dice que los estafadores de Facebook tomaron las fotos de su hijo de las noticias que fueron publicadas en internet sobre su caso de varicela en agosto de 2016.
La enfermedad de Jasper llamó la atención de los medios por su gravedad, y su madre llegó a hacer una petición pública al gobierno de Reino Unido para que la vacuna contra la varicela fuera gratuita para todo el mundo.
“Nos advirtieron de que la gente podría acceder a las imágenes porque si buscas en Google ‘chickenpox’ (varicela, en inglés) sus fotos están ahí”, le contó Sarah Allen a la BBC.

“Éramos muy conscientes de que podría pasar, pero no de esta manera”.
Allen dice que algunos de sus amigos se pusieron en contacto con ella tras ver las publicaciones de Facebook, y le preguntaron si era cierto que su hijo tenía cáncer.
La británica envió varios mensajes a la red social para quejarse sobre la infracción de derechos de autor.
El 10 de febrero, le informaron de que una de las cuentas había sido eliminada por incumplir las normas de la plataforma.
.
Sin embargo, Allen dice que la página volvió a estar activa a las 24 horas sin ninguna explicación.
Sólo cuando los medios de comunicación, incluida la BBC, cubrieron su caso, Facebook dio instrucciones a su equipo para que revisara el caso.
Al principio, la empresa estadounidense sólo eliminó los posts fraudulentos sobre Jasper, pero después canceló por completo las cuentas asociadas a esas publicaciones.
De hecho, esas cuentas habían estado difundiendo informaciones con textos idénticos y con imágenes similares de otros niños.
Por ejemplo, las de otro joven que, supuestamente, “tenía cáncer”.
Otras publicaciones mostraban a niños en hospitales y aseguraban que quienes las vieran tendrían años de mala suerte si no hacían clic en “Me gusta” y compartían la información.
Granjas de enlaces
Graham Cluley, experto en ciberseguridad, dice que éste fue un caso de “granja de enlaces”, una técnica con muchos hipervínculos hacia otras páginas web que pagan por ese servicio.
A través de este sistema, los estafadores buscan que la gente interactúe con una publicación de Facebook para enviar más mensajes o vender el perfil y todos sus contactos a terceros.

“Hay muchas estafas que usan este tipo de imágenes emocionales y suelen hacerlo para ganar dinero”, explica Cluley.
“Puede que después publiquen informaciones que aseguran que ganaste un premio y tratan de convencerte de que des tu número de teléfono y te inscribas en un servicio Premium, o te piden más datos personales”.

“El problema es que la gente se cree todo lo que ve en internet y necesita ser más cuidadosa a la hora de hacer clic en ‘Me gusta’ y compartir”, señala el especialista.

0 29

"Me vio morir delante de ella",

Sabía que estaba forzando mucho su cuerpo al jugar seis partidos seguidos de fútbol, pero a fin de cuentas se trataba sólo de partidos de 10 minutos de la versión menos exigente del deporte rey, el fútbol caminando.

Lo que nunca pensó es que ese repentino dolor que sintió en el pecho iba a desencadenar una serie de infartos que lo mantuvieron durante varias horas entre la vida y la muerte.
Eso fue lo que le ocurrió a Ray Woodhall, el hombre que asegura que murió y revivió 27 veces en un hospital en el centro de Inglaterra.
Woodhall fue internado de emergencia el pasado 17 de diciembre luego de sentir continuas molestias en su pecho tras la jornada deportiva.
Al principio pensó que se trataba de un problema de deshidratación, pero los paramédicos le confirmaron que había sufrido un ataque al corazón mientras estaba siendo trasladado al hospital.
El veterano jugador de 54 años contó que una vez en el centro médico fue intervenido quirúrgicamente para colocarle dos estents alrededor de las nueve de la noche.
Pero cuando todo estaba aparentemente controlado, y su familia se había regresado a la casa, comenzó una odisea de supervivencia que se extendió por unas seis horas.

Según contó a la BBC, Woodhall sufrió tantos paros cardiacos, 27 en total, que una de las enfermeras se disculpó de haberle tenido bombear el pecho en tantas ocasiones, mientras que otra le dijo que el mayor número de infartos que había visto en un paciente había sido siete.
“El último fue el que más miedo dio”, reconoció Woodhall, describiendo como su esposa, que había regresado al hospital, le estaba tomando la mano cuando “la alarma comenzó a sonar” y vio el equipo médico entrar apurado al cuarto.
“Me vio morir delante de ella”, explicó.
Personal del hospital Worcestershire Royal, confirmó que tuvo que activar un equipo médico de seis especialistas para tratar un paciente con “múltiples paros cardiacos”.

“Morir fue como quedarse dormido”, comentó tras explicar que se había decidido a contar su experiencia para elogiar y agradecer a las enfermeras que lo atendieron y darle el reconocimiento al hospital que le salvó la vida.
Se estima que tendrán que pasar por lo menos seis meses antes que Woodhall consiga recuperarse completamente.

0 6

"'asombro' por el involucramiento del secretario general de la OEA en actividades anticubanas".

El martes, antes de subir al avión en el aeropuerto de Ciudad de México, el expresidente Felipe Calderón fue notificado que no tenía permiso de ingresar a Cuba.
Similar situación sucedía en la terminal aérea de Santiago de Chile con Mariana Aylwin, hija del fallecido expresidente Patricio Aylwin y exministra de Educación de su país.

Ambos trataban de llegar a la entrega del premio “Oswaldo Payá: libertad y vida”, cuya primera versión debía recaer este miércoles sobre el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Sin embargo, la OEA informó este miércoles que Almagro tampoco fue autorizado a aterrizar en La Habana para recibir el galardón de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia..
“Mi solicitud de visa para el pasaporte oficial de la OEA fue denegada por el Consulado de Cuba en Washington, al tiempo que me fue negada la posibilidad de ingreso con documento uruguayo, que no requiere visado”, explicó el funcionario en una carta dirigida a la activista cubana Rosa María Payá, quien dirige la red de jóvenes con presencia en 20 países latinoamericanos.
Almagro detalla en el comunicado que el cónsul de Cuba en Washington ya había informado a la OEA el jueves que le negarían la visa al secretario de este organismo.

Cuba también transmitió, según la carta de Almagro, su “‘asombro’ por el involucramiento del secretario general de la OEA en actividades anticubanas”.
“El motivo por el cual solicitamos la visa es considerado ‘una provocación inaceptable’ y el premio no es reconocido por el Estado cubano”, señala la misiva del uruguayo.
Rosa María Payá es hija del conocido disidente cubano Oswaldo Payá, fallecido en 2014.
Malestar en México y Chile
A pesar de tratarse de una inédita premiación promovida por una organización de jóvenes, los incidentes vividos por Calderón y Aylwin generaron un impasse diplomático entre el gobierno cubano y sus similares de México y Chile.
Tanto Calderón como Aylwin publicaron en sus cuentas de Twitter que autoridades migratorias cubanas les hicieron conocer que no tenían autorización de entrar en la isla.
El expresidente mexicano informó que personal de la línea Aeroméxico le entregó un mensaje que señalaba lo siguiente: “Nos informa Inmigración de Cuba que pasajero FCH (Fernando Calderón) no está autorizado para entrar a Cuba y solicita que no sea documentado en vuelo AM451”.
.
Por su parte, Mariana Aylwin recibió, de un funcionario de la aerolínea en la que pretendía viajar, un cable que indicaba que autoridades cubanas la habían declarado “inadmisible”, según informó la agencia EFE.
Por separado, las representaciones diplomáticas de México y Chile declararon su malestar por los incidentes vividos por sus exautoridades.
La Secretaría de Relaciones Exteriores de México lamentó la decisión del gobierno de Cuba de no autorizar el viaje de Calderón.
El jefe de la diplomacia mexicana, Luis Videgaray, señaló que la presencia de Calderón en la isla “no representa ninguna afectación para el pueblo y gobierno cubanos”.
Mientras tanto, el ministerio de Relaciones Exteriores de Chile anunció que presentará al gobierno cubano su “malestar” por esta acción y llamará a informar al embajador chileno en La Habana.
El premio para Almagro
El secretario general de Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, Jonathan Maza, a tiempo de lamentar los episodios vividos por las exautoridades de México y Chile, confirmó a BBC Mundo que la premiación se realizará este miércoles en La Habana.
Maza indicó que hasta el martes por la mañana, antes de conocerse sucedido con Calderón y Aylwin, ellos esperaban contar con la participación de la autoridad de la OEA.

“Luis Almagro nos hizo saber que tenía la convicción de viajar”, señaló el dirigente juvenil desde Ciudad de México.
Maza denunció que otro miembro de su organización, el chileno Juan Carlos Vargas, también fue impedido de ingresar a la isla y devuelto desde el aeropuerto de La Habana rumbo a Santiago de Chile.

Luis Almagro ganó notoriedad en los últimos años por sus fuertes críticas contra el gobierno venezolano de Nicolás Maduro.
En octubre de 2016, el secretario general de la OEA firmó un acuerdo con la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia para la participación de la plataforma juvenil dentro de actividades de la Organización de Estados Americanos.
En aquel entonces, Rosa María Payá señaló que la organización que dirige trabaja en campañas relacionadas con la lucha contra la corrupción, la liberación de los denominados “presos políticos” en países como Cuba y Venezuela y la promoción de valores democráticos.

0 24

"Todos aquellos que violen las leyes de inmigración pueden ser sometidos a procedimientos que pueden llevar hasta su expulsión de Estados Unidos"

Republican presidential candidate, businessman Donald Trump speaks during the Fox Business Network Republican presidential debate at the North Charleston Coliseum, Thursday, Jan. 14, 2016, in North Charleston, S.C. (AP Photo/Chuck Burton)

Unos 11 millones de personas están en la mira.
El gobierno de Donald Trump difundió este martes una serie de nuevas directrices con miras a ampliar el número de inmigrantes ilegales que puede deportar y acelerar su salida del país.

Se dará prioridad a la deportación de los inmigrantes indocumentados que tengan antecedentes criminales, así como aquellos que sean considerados como una amenaza para la seguridad de Estados Unidos o que hayan abusado de su sistema de beneficios.

Todos los extranjeros indocumentados presentes en el país, estimados en 11 millones, pueden ser afectados por la nueva normativa que, sin embargo, mantiene las medidas de protección aprobadas durante el gobierno de Barack Obama para los inmigrantes que entraron ilegalmente a Estados Unidos siendo niños.
“Con excepciones extremadamente limitadas, no eximiremos a clases o categorías de extranjeros susceptibles de expulsión de la posible aplicación (de la norma)”, dijo el departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).
“Todos aquellos que violen las leyes de inmigración pueden ser sometidos a procedimientos que pueden llevar hasta su expulsión de Estados Unidos”, agregó.
Contrataciones
Según escribió el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, en la normativa: “El auge de la inmigración ilegal en la frontera sur ha sobrepasado a las agencias federales y sus recursos y ha creado una vulnerabilidad de seguridad nacional significativa para Estados Unidos”.
Para cumplir con estas tareas adicionales, el DHS prevé contratar unos 10.000 funcionarios adicionales.
Las nuevas directrices están incluidas en dos memorandos que fueron divulgados este martes.
La normativa pone fin a la política de “capturar y liberar” que hasta ahora permitía dejar en libertad a quienes eran atrapados entrando ilegalmente al país a la espera de ser procesados por un juez de inmigración. A partir de ahora, quienes sean detenidos serán enviados a un centro de detención a la espera de la resolución de su caso.
También permite el inicio de la expansión del muro fronterizo con México prometido por Trump durante su campaña electoral.

0 26

El virus chapare puede ser raro, pero su aparición, no.

El 4 de enero de 2003 un agricultor de 22 años del pueblo rural de Samuzabeti, en Bolivia, desarrolló síntomas de lo que parecía ser una simple gripe.

Luego llegaron los dolores en los músculos y articulaciones, los vómitos y múltiples síntomas hemorrágicos. Dos semanas después murió.

Este es el único caso registrado en el mundo de infección y muerte por el virus chapare. De hecho, el virus fue bautizado con el nombre de la provincia de Bolivia donde el joven vivía.
El virus chapare puede ser raro, pero su aparición, no.
En las últimas seis décadas el surgimiento de enfermedades infecciosas nuevas se cuadruplicó, de acuerdo con cifras de EcoHealth Alliance, una organización sin fines de lucro dedicada justamente al estudio de afecciones emergentes.
Cada año las enfermedades infecciosas provocan la muerte de 15 millones de personas en el mundo, según EcoHealth Alliance. La mayoría de las víctimas son niños menores de 6 años.

Cuna de enfermedades
Según el banco de datos de enfermedades infecciosas emergentes de EcoHealth Alliance, América Latina y el Caribe fue caldo de cultivo de 27 tipos entre 1940 y 2013.
El país que encabeza la lista es Brasil con ocho, seguido de Perú y Argentina, ambos con tres.
Además, según un estudio encabezado por Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Análisis de Salud de la Organización Panamericana de la Salud, en América Latina y el Caribe se registra un “creciente número de eventos de posible interés para la salud pública internacional”.
Sólo en 2014 se identificaron y evaluaron 93 eventos con estas características, detalla el trabajo.
“Estamos ante una situación muy delicada”, dice Espinal a BBC Mundo.

Es que las enfermedades infecciosas emergentes no sólo se cobran vidas, sino que además implican inversiones millonarias para los gobiernos de la región.
En toda América, por ejemplo, el costo de la lucha contra la enfermedad del dengue es en promedio de US$2.1000 millones por año, según un estudio realizado por investigadores estadounidenses y franceses.
Y el brote en 2009 de gripe H1N1 en México hizo que el turismo internacional cayera en casi un millón de personas, provocando a su vez una pérdida estimada de US$2.800 millones en el país, de acuerdo con una investigación inglesa.
Lo nuevo y lo viejo
Dentro de las enfermedades infecciosas emergentes no sólo se cuentan los casos nuevos para la ciencia, como el citado virus chapare.
También se abarcan aquellos patógenos que se registran por primera vez en la historia en un lugar en particular o que son viejas pero volvieron a emerger.
Por ejemplo, el virus del zika, que se propagó por América Latina en 2016 y derivó en una emergencia sanitaria global, fue identificado por primera vez en Uganda en 1947, específicamente en los bosques de Zika. La novedad fue su llegada y expansión en la región.
Asimismo, en Costa Rica en 2001 se registraron dos casos de rabia en humanos, algo que no pasaba en el país desde 1970.

Espinal explica que los países han mejorado sus sistemas de registros de enfermedades y que eso está influyendo en el aumento de casos.
Pero no es la única razón.
El efecto humano
Desde la década de 1980, el número de brotes de enfermedades por año se ha casi triplicado, afirma un estudio de la Universidad de Brown, EE.UU.
“Los brotes no respetan fronteras”, dice Espinal. “Vivimos en un mundo globalizado, donde usted se toma un avión en Nueva York y a las 8 horas está en Moscú”.
A la globalización deben sumarse otra cantidad de factores, agrega el doctor, como el cambio climático, resistencia antimicrobial y la falta de servicios básicos como el saneamiento.
Kevin Olival, vicepresidente asociado de investigación en EcoHealth Alliance, dice a BBC Mundo que estas enfermedades suelen surgir por “la alteración que hace el ser humano del medio ambiente”.
La deforestación, destrucción de hábitats naturales, agricultura y cacería hacen que los humanos estén más en contacto con áreas no exploradas y, por ende, con nuevas enfermedades.

En este sentido, dice Olival, América Latina con su gran diversidad ecológica presenta un desafío extra: mayor diversidad también para los patógenos.
Según EcoHealth Alliance, más del 60% de las enfermedades infecciosas emergentes derivan de huéspedes animales. Tal es el caso del VIH, la gripe aviar y, más recientemente, el ébola.
“Tuvimos que trabajar muy fuerte para impedir la entrada del ébola en América Latina”, cuenta Espinal.
Si bien existen una cantidad de brotes infecciosos que no pueden evitarse, Espinal afirma que la clave está en evitar que se conviertan en epidemias.
Para eso, agrega, es importante que los gobiernos inviertan en prevención y tratamiento, pero también que la sociedad civil colabore.

0 7

"Deroga y reemplaza, deroga y reemplaza".

Ese es el mantra que han repetido los dirigentes del Partido Republicano desde que en Estados Unidos se aprobó en 2010 la ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, más conocida como Obamacare.
Ese mismo lema fue adoptado por el actual presidente estadounidense, Donald Trump, durante la pasada campaña presidencial.

“Tenemos que hacer una cosa: derogar y reemplazar el desastre conocido como Obamacare. Está destruyendo a nuestro país, destruyendo nuestros negocios (…) es un programa de salud malo al precio más alto”, dijo el entonces candidato republicano durante el tercer debate con su rival demócrata, Hillary Clinton.
El pasado 20 de enero, el mismo día de su toma de posesión, Trump firmó una orden ejecutiva dando instrucciones a sus funcionarios para comenzar a desmontar el Obamacare tanto como puedan dentro de las facultades legales.
Unos días antes, la mayoría republicana tanto en el Senado y en la Cámara de Representantes se había aprobado una resolución que les permitiría eliminar partes importantes del Obamacare por la vía presupuestaria, al tiempo que fijaban plazo hasta el 27 de enero para presentar las propuestas para derogar la ley.
Se creaba así la sensación de que la eliminación del Obamacare era inminente.
Sin embargo, un mes después de la toma de posesión de Trump y pese a que los republicanos tienen ahora el control no sólo del Congreso sino también de la Casa Blanca, sigue sin estar claro cuándo ocurrirá el prometido “deroga y reemplaza”.
Mientras, paradójicamente, el Obamacare está contando por primera vez desde su promulgación con el apoyo de una mayoría de los estadounidenses.
¿Cómo es posible?
Fuegos de artificio
Entre enero de 2011, cuando recuperaron el control de la Cámara de Representantes, y marzo de 2014, los republicanos aprobaron 54 iniciativas legislativas destinadas a eliminar o a modificar el Obamacare.
De estas, sólo 9 fueron finalmente aprobadas por ambas Cámaras y firmadas por el expresidente Barack Obama, lo que indica que solo estas contaron con suficiente apoyo parlamentario y con el visto bueno del mandatario demócrata.
En enero de 2016, la mayoría republicana en el Congreso dio luz verde a una ley que apuntaba a eliminar el Obamacare prácticamente en su totalidad.
Los legisladores sabían que la norma iba a ser vetada por Obama -lo que efectivamente ocurrió-. Sin embargo, buscaban un efecto propagandístico con miras a las elecciones de noviembre pasado.

“Ahora hemos demostrado que, si elegimos un presidente republicano, podemos usar este mismo camino para revocar el Obamacare sin contar con 60 votos en el Senado”, dijo entonces el presidente del Congreso, el republicano, Paul Ryan.
Una vez cumplidas esas condiciones, sin embargo, la derogación de la ley de salud sigue sin tener una fecha precisa.
Trump ha dicho que ocurrirá en algún momento durante el próximo año, aunque en una rueda de prensa la semana pasada dijo que ocurrirá en marzo; mientras que Ryan ha prometido que se hará en la primavera.
¿Por qué tardan tanto?
La búsqueda de una alternativa
La primera dificultad reside en el hecho de que los republicanos aún no cuentan con una propuesta consensuada entre ellos para sustituir el Obamacare.
“No es fácil derogar y reemplazar el Obamacare. Este programa otorga una ayuda financiera significativa a decenas de millones de personas para contratar un seguro médico”, dijo Henry T. Aaron, investigador del programa de estudios económicos del centro de estudios Brookings Institution, en una entrevista con BBC Mundo.
El experto señaló que durante años, los republicanos sabían que cualquier cosa que ellos aprobaran en contra de la ley iba a ser vetada por Obama por lo que podían rechazar la ley sin ningún costo político y sin necesidad de especificar lo que harían para reemplazarla.
“Ahora que se encuentran en control del gobierno, seis años después de la aprobación de la ley, aún no tienen un acuerdo acerca de cuál alternativa apoyarán”, dijo el experto.
“Es como el perro que todos los días sale corriendo detrás de un auto y cuando un día por fin el auto se detiene y el perro lo alcanza, no sabe qué hacer. Los republicanos han alcanzado al Obamacare y no saben qué hacer con él”, agregó.
Según la prensa estadounidense, la semana pasada los líderes republicanos en la Cámara de Representantes comenzaron a estudiar a puerta cerrada un documento de 17 páginas con algunas primeras ideas, pero se trata de una iniciativa aún en fase embrionaria.
“Hoy no hubo un intento de llegar a un consenso, fue una reunión más informativa. Creo que se va a necesitar tiempo para digerir esto”, dijo el viernes Morgan Griffith, un parlamentario republicano electo por el estado de Virginia, a The Hill, un medio especializado en actualidad política estadounidense.
“Un lío tremendo”
Pero hay más dificultades.
Según Aaron, para derogar y reemplazar el Obamacare los republicanos van a necesitar contar con el apoyo de miembros del Partido Demócrata en el Senado.
El experto explicó que esta ley tiene dos tipos de componentes: unos presupuestarios y fiscales y otros normativos.
Los primeros pueden ser modificados por la mayoría republicana en el Senado, pero para cambiar los segundos necesitan contar con el voto de una parte significativa de los demócratas.
“Los republicanos pueden derogar ciertos aspectos del Obamacare con su mayoría. El problema es que si sólo puedes cambiar lo relacionado con el gasto vas a terminar creando un caos en el mercado de seguros”, dijo.
Las consecuencias de este tipo de medidas irían más allá de perjudicar a los 22 millones de personas que gracias a esta ley de salud lograron tener un seguro médico.
De acuerdo con un estudio del Urban Institute, una derogación parcial del Obamacare por la vía presupuestaria dejaría sin seguro a 29,8 millones de personas: 82% de estas personas pertenecen a familias de clase trabajadora, 80% no tiene estudios universitarios, 56% son blancos no hispanos y 38% son personas jóvenes de 18 a 34 años.
“Es un lío tremendo. Para mí es muy claro que gente bien informada, incluso miembros del liderazgo republicano en el Congreso, realmente no entienden en lo que se están metiendo”, comentó Aaron.
Una ley, dos nombres
Según Aaron, Estados Unidos vive “una situación esquizofrénica” en relación con el Obamacare, pues las encuestas de opinión demuestran un amplio apoyo a la mayoría de los componentes de la ley vistos individualmente pero un rechazo a la ley como un todo.
El experto señaló que cuando la ley empezó a discutirse los republicanos tuvieron bastante éxito en generar escepticismo en la población.
Una vez aprobada, se produjeron numerosos problemas administrativos en su aplicación que parecieron confirmar idea de que la ley no era buena.
“El gobierno solucionó esos problemas administrativos, la gente empezó a recibir los beneficios y resultaron ser populares. Pero, es importante tomar en cuenta que los nombres importan. La gente sigue estando en contra del Obamacare, pero está a favor de la Ley de Salud Accesible porque muchas personas no entienden que se trata de lo mismo”, explicó.
Además, en los últimos dos años varias compañías aseguradoras se han retirado completa o parcialmente del programa -alegando que están sufriendo pérdidas económicas- y las primas han subido de forma notable. Según cifras oficiales, en 2017 aumentaron en promedio 25% en relación con el año anterior.
Ese aumento de primas, así como la expectativa de que la ley iba a desaparecer con la llegada de Trump a la Casa Blanca sirven para explicar por qué en 2017 el número de personas aseguradas con el Obamacare se redujo 4% en comparación con 2016, según estimaciones realizadas por la agencia AP a partir de los datos preliminares disponibles hasta ahora.
El encarecimiento de las primas también es una de las razones que explica el eco que tuvieron entre los electores las críticas de Trump en contra del Obamacare, así como su promesa durante la campaña de crear algo “mejor y más barato”.
Reemplazar, no derogar
De ese compromiso de Trump, así como de las dificultades para mantener algunos aspectos -como la obligación de asegurar incluso a quienes padecen enfermedades preexistentes- surge el difícil reto que enfrentan los republicanos para derogar el Obamacare.
Para complicar aún más la situación, esta controversial ley de salud consiguió en los últimos meses por primera vez desde su entrada en vigor el apoyo de una mayoría de los estadounidenses.
Una encuesta realizada a mediados de enero para NBC News y The Wall Street Journal mostró que por primera vez desde que ese estudio comenzó a indagar sobre el Obamacare, los estadounidenses que tienen una opinión favorable sobre ese ley son una ligera mayoría, en comparación con quienes no la apoyan.
50% de los encuestados consideran que la ley funciona bien (6%) o sólo necesita unos ajustes menores (44%), mientras que 49% cree que hacen falta cambios significativos (33%) o debe ser eliminada totalmente (16%).
Otro estudio de opinión, realizado a comienzos de diciembre por la Kaiser Familiy Foundation, señala que sólo 20% de los estadounidenses apoyaba la derogación simple de la ley, mientras que 75% se opone a su derogación (47%) o prefiere que antes de derogarla se den a conocer los detalles de la nueva ley que la sustituiría (28).
La ayuda de Trump
Paradójicamente, un elemento que puede haber ayudado a la mejor percepción del Obamacare ha sido el debate generado a partir de la promesa de Trump de derogarlo.
Según reveló la investigación de la Kaiser Family Foundation, las opiniones de los ciudadanos sobre este programa de salud varían al escuchar los distintos argumentos.
Así, tras oír las ideas sobre los altos costos de la ley para el Estado y los ciudadanos, el porcentaje de personas que apoyan la derogación de la ley aumenta hasta 60%.
Sin embargo, al escuchar sobre la gran cantidad de personas que perderán su cobertura sanitaria y sobre los efectos negativos que tendría sobre quienes padecen enfermedades preexistentes, el apoyo a la derogación de la ley se reduce a 27%.
Así, al haber generado un debate público sobre el Obamacare, Trump puede haber ayudado a aumentar la conciencia entre los ciudadanos acerca de los beneficios del mismo y de los efectos negativos que tendría sobre una parte de la población su derogación.
A juzgar por las encuestas, en relación con el Obamacare, el mandato del gobierno y del Congreso parece ser claro.
En el estudio de la Kaiser Family Foundation, 67% de los encuestados incluyeron entre una serie de opciones el reducir el gasto que hacen los ciudadanos en atención sanitaria como la “mayor prioridad” que debería tener el gobierno de Trump.
Esa postura es compartida en proporciones similares por votantes republicanos, demócratas e independientes.
En comparación, en la misma pregunta, solo 37% incluyó la derogación del Obamacare como en la lista de prioridades.
Del mismo modo, una sólida mayoría (62%) prefiere que el Estado asegure una cierta cobertura sanitaria y ayuda financiera para los ancianos y para las familias de bajos ingresos, incluso si eso implica un mayor gasto federal.
En esa misma línea, una encuesta realizada en enero por el Centro de Investigaciones Pew reveló que 52% de los republicanos con ingresos anuales inferiores a los US$30.000 consideran que el gobierno federal tiene la responsabilidad de asegurar la cobertura sanitaria de todos los ciudadanos.
El apoyo a esa postura en ese grupo de personas se ubicaba hace un año en 31%.
Eso ayudaría a explicar por qué, en lugar de haber derogado el Obamacare de un plumazo, los republicanos en el Congreso y en la Casa Blanca están trabajando en cambios que permitan estabilizar en lugar de eliminar el mercado de seguros, con miras a mantener bajas las primas y a atraer de vuelta a las aseguradoras que en los últimos años se han retirado del programa.
“Deroga y reemplaza” tomará tiempo.

0 11

Las autoridades aseguraron que los conductores que se rehúsen a instalar el sistema no podrán comprar combustible.

Se cree que la medida afectará a cientos de miles de conductores y quienes no cumplan con ella no podrán poner combustible en sus vehículos.
La directiva, que entró en vigor esta semana en la prefectura autónoma mongol de Bayingolin, en el noroeste de China, ordena a los residentes instalar dispositivos de rastreo por GPS en sus vehículos.

La prefectura involucrada pertenece a la región autónoma de Xinjiang, que limita con Asia Central y donde vive la enorme población musulmana de los uigures.

El objetivo de las autoridades es mantener un registro permanente de los movimientos de los residentes y ha sido descrita como una medida antiterrorista.

Sin embargo, activistas de derechos humanos lo denuncian como una manera de mantener el control absoluto sobre la minoría religiosa.
“Amenaza severa”
El diario estatal local Global Times, citó a un funcionario de la Oficina de Seguridad Pública de Bayingol quien dijo que la medida “ayudará a la seguridad y estabilidad social”.
“Existe una amenaza severa del terrorismo internacional, y se han utilizado autos como un medio clave de transporte para terroristas además de que constantemente se utilizan como armas”.
“Por lo tanto, es necesario monitorear y rastrear a todos los vehículos en la prefectura usando el sistema (de satélites chino) Beidou y la identificación electrónica de vehículos para mejorar la administración de vehículos”, asegura la declaración.
La policía local indicó que “todos los vehículos deben instalar el sistema para que puedan ser rastreados” y agregó que la medida también ayudará a los dueños de automóviles a encontrar sus autos si éstos son robados”.
Las autoridades aseguraron que los conductores que se rehúsen a instalar el sistema no podrán comprar combustible.
La instalación de GPS en los vehículos de Bayingol es la última de una serie de medidas impuestas por las autoridades en los últimos años para erradicar la violencia en la provincia.
Xinjiang ha sido escenario de una serie de ataques con bombas y cuchillos en años recientes.
Pekín responsabiliza a lo que llama “elementos separatistas influenciados por extranjeros” en la población de los uigures, quienes tienen estrechos lazos con las naciones de Asia Central.
Pero tal como señala la editora de la BBC en China, Carrie Gracie, los críticos afirman que los responsables son las propias políticas del gobierno.
“Estas incluyen una estricta vigilancia policial y un rígido control de la religión musulmana y de la cultura uigur, lo cual ha aislado más a una minoría que ya vive en desventaja”, dice la periodista.
El gobierno, sin embargo, niega cualquier tipo de represión.
“Despliegue de fuerza”
El último incidente de violencia ocurrió la semana pasada, cuando atacantes armados con cuchillos mataron a cinco personas en una pequeña localidad en el sur de Xianjiang.
Los atacantes murieron por disparos de la policía.
El sábado pasado, las fuerzas de seguridad llevaron a cabo un desfile antiterrorista, que los corresponsales describen como “un enorme despliegue de fuerza”, en el que cientos de hombres armados marcharon por las calles de la capital regional Urumqi.
En junio, la policía de Xinjiang ordenó a los residentes presentar muestras de ADN y otros datos biológicos cuando soliciten documentos de viaje.
La medida, que según el gobierno también era para combatir el terrorismo, fue criticada por grupos de derechos humanos.
Tal como le dijo al periódico The Guardian, Yang Shu, experto en terrorismo de la Universidad Lanzhou, en el noroeste de China, los aparatos de rastreo ayudarán al gobierno en su lucha contra el terrorismo en una región enorme pero escasamente poblada donde los 1,5 millones de residentes están extendidos en un área dos veces más grande que Reino Unido.
“La prefectura tiene un área grande y una población pequeña, así que hay muchos puntos ciegos donde se dificulta la vigilancia del gobierno”, afirma el experto.
Yang cree que la instalación de estos dispositivos forma parte de un programa piloto que eventualmente será puesto en vigor en todo Xinjiang.
Y afirma que éste es mucho más barato que poner decenas de miles de cámaras de seguridad.

0 28

La Federación Farmacéutica Venezolana cifra en un 85% la ausencia de medicinas.

La abuela de Manuel Alejandro está en la sala de emergencias del Hospital Universitario de Caracas, donde no le pueden dar el anticoagulante que necesita y del que depende su vida.
Su nieto, desesperado, encuentra la solución: una llamada a una emisora de radio.
En la crisis de Venezuela destaca la carencia de medicinas, lo que ha provocado que surjan formas alternativas para lograr compuestos que antes se conseguían en las farmacias y que ahora no están ni en los hospitales.

La Federación Farmacéutica Venezolana cifra en un 85% la ausencia de medicinas.
El país fue tradicionalmente uno de los de mayor consumo per cápita de medicamentos debido a su bajo precio por el subsidio del Estado.
¿Cómo se pasó de eso a que ahora los anaqueles de las farmacias estén casi vacíos? La industria lo explica por las deudas del gobierno que ahora, por culpa de la crisis, ya no vende las divisas necesarias para que los laboratorios importen las materias primas.

El problema de la escasez ha sido reconocido por el propio gobierno, que acusa al sector privado farmacéutico de ser parte de una “guerra económica”.
“Nos toca resolver el abastecimiento de medicamentos a través del motor farmacéutico”, dijo el presidente, Nicolás Maduro, el 15 de enero.
“Venezuela tiene la industria para producir todo lo que necesita, ya estamos articulados y debemos garantizar que en las próximas semanas, con la inversión que he aprobado en dólares, se comience a solventar la situación”, agregó.
Mientras eso sucede, los venezolanos se ven obligados a buscar vías alternativas. Estas son tres de ellas.
El regreso a la tradición: las fórmulas magistrales.
Antes de que la industrialización llegara a la medicina, el farmacéutico mezclaba de forma individualizada cada medicamento.
Eso sigue haciendo el servicio de fórmulas magistrales de la Facultad de Farmacia de la Universidad Central de Venezuela (UCV).
Por la crisis y el desabastecimiento, cada vez más personas recurren al servicio.

“Hace cuatro años atendíamos entre 10 y 20 personas al día. Ahora, de 100 a 120”, me dice David de Sousa, que dirige un servicio artesanal con apoyo de otros profesores y pasantes.
Ante la escasez de ciertos medicamentos comerciales, los productos naturales que producen a pequeña escala se han convertido de alguna manera en sustitutivos.

Es el caso, por ejemplo, del repelente de mosquitos, imprescindible en un país tropical donde se han presentado brotes de malaria, dengue, chikungunya y zika.
Ofrecen además alternativas terapéuticas como la crema azufrada, muy demandada ahora ante la ausencia de la ivermectina, el medicamento principal contra la escabiosis (sarna), que afecta cada vez a más personas posiblemente por la mala calidad del agua en el país.
“La formulación magistral era la única manera de hacer medicamentos antes de que los procesos industriales los hicieran a gran escala. Ahora nuevamente lo exige el país”, dice el profesor De Sousa.
Actualmente otra misión del pequeño departamento es fragmentar pastillas. “Si alguien necesita dosis de 25 miligramos, pero sólo encuentra dosis de 125, viene aquí y las dispensamos en la cantidad necesaria”, explica De Sousa.
El servicio opera a pequeña escala y por sus limitaciones no puede satisfacer toda la demanda.
Por ejemplo, no fabrica medicamentos comerciales, algo que necesita María Rojas, que espera turno en el segundo piso de la Facultad de Farmacia.
Busca un anticonvulsivo que no encuentra para la epilepsia de su hija de 11 años. “Lleva una semana sin ella y se le están agudizando las crisis”, me dice con resignación.
Esa ayuda que viene de Miami, Bogotá, Madrid…
Doris Morales prevé que las pastillas contra la hipertensión que necesita su madre duren hasta mayo.
Se acerca la fecha y es momento de contactar a sus primos que viven en México, que aprovechan viajes de conocidos a Caracas para enviárselas.
Como ella, los venezolanos que pueden, acuden a familiares o conocidos en Estados Unidos, Colombia o España para conseguir los medicamentos que faltan en las farmacias del país o que aparecen a un precio cada vez más elevado.
Farmacias en Miami se han especializado en el envío de medicinas en Venezuela, como contó BBC Mundo en estas historias.
Encuentro a Doris en la sede de la ONG Acción Solidaria. No está ahí por las pastillas para su mamá.
“Es la primera vez que vengo. Una compañera me dio el número. Necesito unas gotas para los ojos que se me acabaron hace dos semanas y que no encuentro”, dice.
“Me las debo poner dos veces al día, pero me las echo una vez para alargarlas”, afirma antes de recoger, agradecida y sin coste alguno, sus gotas.
Acción Solidaria, previa llamada, comprueba si tiene el medicamento deseado y lo entrega.
Nació en 1995 para ayudar a combatir el VIH y aunque sigue siendo su principal objetivo, ahora es mucho más.
“Hemos ido creciendo por la fuerza de los hechos”, dice Feliciano Reyna, director de Acción Solidaria, mientras muestra habitaciones repletas de medicamentos que está tratando de organizar mejor.
La ONG ha pasado de atender a unas 200 personas en junio del año pasado a más de 700 en enero.
“Y eso que se quedaron la mitad de las llamadas sin atender”, dice sobre las limitaciones de personal que está en camino de resolver.
Todo gracias a las donaciones que llegan desde organismos y personas de Estados Unidos, Colombia, España y otros lugares de Europa. Mejor en pequeñas cantidades para evitar que sean frenadas en la aduana.
El gobierno, reacio a recibir ayuda humanitaria pese a la disposición de varios países, anunció hace semanas que haría una compra de medicinas e insumos a la ONG católica Cáritas, pero de momento no hay noticias.
Rumba + Farmacia = Farma Rumba

Alejandra Núñez, Gonzalo Fernández y Joseph Robles son quizás los locutores de radio que más saben de medicamentos en el mundo.
Desde hace un año y cuatro meses dedican la mitad de su programa matinal de tres horas a la “Farma Rumba”: atender llamadas y hacer de intermediarios entre los que buscan y los que donan medicamentos.
Manuel Alejandro, la persona con la que comienza esta historia, recurrió a ellos. El hospital no tenía los medicamentos para tratar a su abuela.
“Necesita enoxiparina”, pidió. Gonzalo respondió apesadumbrado: “No tenemos”. Pero de repente y gracias a la completa base de datos informatizada del programa descubrió que había clexane. “Es lo mismo, un anticoagulante”.

Lejos de los micrófonos, en un pequeño cuarto, está guardado el clexane por orden alfabético junto a las medicinas que se van donando.
Manuel Alejandro deberá acudir a la emisora Planeta FM a retirar el medicamento con una copia de la cédula de identidad y de la receta.
“Cada persona que viene por un medicamento dona cinco”, grafica Gonzalo la solidaridad que genera el sentirse ayudado.
Hasta una pierna ortopédica, un marcapasos y unas muletas llegaron a entregar en un programa que recibe de 30 a 40 llamadas al día.
Un éxito que ha atraído la atención del propio Ministerio de Salud, que en alguna ocasión ha puesto a disposición medicinas que no estaban en el pequeño cuarto ni en el refrigerador de la emisora.