Isabel II desvela un monumento que honra servicios en Irak y Afganistán

Isabel II desvela un monumento que honra servicios en Irak y Afganistán

0 11

LONDRES.- La reina Isabel II del Reino Unido desveló hoy un monumento conmemorativo en el centro de Londres para rendir tributo a militares y civiles británicos que prestaron servicio en los conflictos de Irak y Afganistán entre 1990 y 2015.

En un evento rodeado de pompa ante unos 2.500 invitados, la monarca, acompañada de su esposo, el príncipe Felipe, presentó la escultura, consistente en dos monolitos blancos, unidos por un medallón de bronce en el centro con figuras de soldados, para honrar a los que sirvieron en esos conflictos armados.

El acto se llevó a cabo en el Horse Guards Parade, donde se encuentra la sede de la Guardia real Montada a Caballo, donde se presentó la obra diseñada por el escultor Paul Day.

El monumento no pretende centrarse en los caídos y, por ello, no lleva ningún nombre inscrito, sino que quiere honrar el servicio de aquellos que protegieron los intereses de la nación lejos de las fronteras británicas y ayudaron a otros en situación de peligro.

Al acto, en el que hubo una pequeña ceremonia religiosa, un desfile militar y estuvo amenizado por una orquesta del Ejército británico, acudieron otros miembros de la familia real, como los Duques de Cambridge, el príncipe Enrique y el príncipe de Gales, así como personalidades del mundo de la política, encabezadas por la primera ministra, Theresa May.

También estuvieron los exprimeros ministros John Major, Tony Blair -cuyo papel en la invasión de Irak de 2003 ha sido muy cuestionado- y David Cameron, así como los líderes del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, y del Partido Liberal Demócrata, Tim Farron.

Entre los presentes figuraron además familiares de militares muertos o heridos en esas guerras, miembros de organizaciones benéficas, funcionarios y soldados actualmente en servicio.

Isabel II agradeció a esos militares y civiles su contribución en esos conflictos para traer “paz y estabilidad” a las zonas en guerra, en una nota escrita en el prólogo del programa del acto.

En total, más de 800 británicos -entre militares y personal civil- fallecieron en esas guerras.

En concreto, 47 miembros de las fuerzas armadas británicas perdieron la vida en el conflicto de Irak -la llamada Guerra del Golfo- entre 1990 y 1991, y 179 soldados fallecieron en la segunda guerra, la invasión a ese país encabezada por EEUU entre 2003-2009, así como 43 civiles.

En Afganistán, 456 soldados británicos perecieron entre 2001-2014 y 101 civiles.

NO COMMENTS

Leave a Reply