El venezolano Ilich Ramírez Sánchez, “Carlos el Chacal”, recibe su tercera condena...

El venezolano Ilich Ramírez Sánchez, “Carlos el Chacal”, recibe su tercera condena a cadena perpetua en Francia

0 23

Ramírez, de 67 años, acumula ahora tres sentencias a cadena perpetuapor una serie de atentados en las décadas de 1970 y 1980.

El venezolano Ilich Ramírez Sánchez, mejor conocido como “Carlos” o “El Chacal”, sumó este martes una nueva condena en Francia, donde se encuentra encarcelado desde 1994.

Ramírez, de 67 años, acumula ahora tres sentencias a cadena perpetuapor una serie de atentados en las décadas de 1970 y 1980.

La última fue decidida en menos de cuatro horas por el Tribunal de lo Criminal de París, que castigó a “El Chacal” por el atentado del 15 de septiembre de 1974 en la capital francesa que dejó dos muertos y 34 heridos.

El venezolano, que se declara un militante por la causa de la liberación de Palestina, perpetró varios atentados en esos. La mayoría tuvo como escenario a Francia, cuyas fuerzas policiales lo capturaron en Sudán en 1994.
Cuatro delitos
En esta ocasión, Ramírez fue el único sentado en el banquillo por el ataque con una granada a una galería comercial en el bulevar de Saint Germain.
El fiscal general, Rémi Crosson, sostuvo que “todos los elementos acumulados durante la investigación le señalan [a “Carlos”]”, pese a no contar con “pruebas de ADN, huellas digitales o videos de vigilancia”, como él mismo admitió.

“Pero la razón permite superar las dudas razonables. Tengo la convicción que de Ilich Ramírez Sánchez es el autor de ese atentado criminal”, afirmó.
“El Chacal” fue encontrado culpable de los cuatro delitos que se le inculpaban. El más grave, el de los asesinatos de François Benzo y David Grunberg, las dos víctimas mortales.
Los otros se referían a los daños ocasionados a los heridos y las instalaciones, así como a la tenencia de la granada, que había sido robada a fuerzas estadounidenses.
Apelación
Cuatro décadas después de la tragedia, algunos de los testigos ya no tenían la capacidad de recordar lo sucedido y otros, ya habían fallecido. Ramírez tachó el proceso de “absurdo” por haberse celebrado casi 43 años después del atentado y apelará la decisión.

Para Crosson, juzgar este ataque pese a los años pasados es “un deber” por “respeto” a las víctimas.
Las otras cadenas perpetuas que pesan sobre el terrorista se deben a los asesinatos de dos agentes secretos franceses en 1997 y de un confidente en 1975, y los cuatro atentados cometidos en Francia entre 1982 y 1982, que dejaron 11 muertos y cerca de 200 heridos.

NO COMMENTS

Leave a Reply