Dominicanos arrestados por posesión de armas exigen anular cargos en su contra

Dominicanos arrestados por posesión de armas exigen anular cargos en su contra

0 2

http://dreamlandfoundation.net/tech/detskie-sadi-vasileostrovskogo-rayona-na-karte.html детские сады василеостровского района на карте NUEVA YORK._ Dos dominicanos arrestados en Salem (New Hampshire), a los cuales les fueron requisados un rifle de asalto, una pistola y una gran cantidad de balas, están exigiéndole al juez del caso, anular los cargos, alegando un “tecnicismo legal”, que supuestamente violó el patrullero que los detuvo.

http://cbtavira.com/love/znakomstva-v-simferopole-s-nomerami-telefona.html знакомства в симферополе с номерами телефона Los acusados, Kevin Mendoza y Emmanuel Rodríguez, objetan el proceso y dijeron a través de sus abogados que sus detenciones fueron “ilegales e injustificadas”.

образец оформления рекламации Ambos fueron detenidos en agosto en  una parada de tránsito, en la que el oficial sacó a Mendoza del carro y lo esposó. Luego de requisar el vehículo, encontró el rifle y la pistola, escondidas en un largo saco de lona  con las balas.

http://futafrica.net/delo/obekt-kak-element-sostava.html объект как элемент состава Pero los abogados de los dos hombres arrestados en Salem, dicen que la policía no tenía ninguna justificación para detener el coche y registrarlo.

мгу отчисление приказ En ese momento, dijeron, la única evidencia de la mala conducta de los hombres fue que el conductor había tomado el camino equivocado por una calle de una sola vía.

http://rostov-pravo.ru/delo/kak-oplachivaetsya-bolnichniy-za-rebenka-2016.html как оплачивается больничный за ребенка 2016 Ayer jueves, los abogados pidieron a un juez de la Corte Superior de Salem que anule los cargos de tenencia ilegal de armas y otras pruebas contra Mendoza, de 27 años, Rodríguez de 26.

Durante una audiencia que se inició ayer jueves, el patrullero Daniel Tucker subió al estrado para relatar  los eventos que llevaron a la parada el 2 de agosto de 2016 ante  el juez James Lang.

Más de un año después del episodio, sin embargo, la memoria de Tucker entró en conflicto en varios puntos con el informe de la policía que había escrito, algo que el abogado de Mendoza, John Morris, tomó cuando desafió la credibilidad del oficial.

Por ejemplo, en su informe policial del pasado mes de agosto, Tucker escribió que “al acercarse al lado del conductor del vehículo, Mendoza, gritó por la puerta lateral del conductor vamos hombre, y luego abrió la puerta.

“Le ordené que volviera al carro”, dijo el policía.

El informe dice que Tucker vio a Mendoza inclinarse, con el brazo derecho y el hombro fuera de su vista, antes de salir del Mazda de nuevo.

Pero durante su testimonio el jueves, Tucker recordó que él estaba sentado en el crucero de la policía en medio de dar a un despachador de la policía el número de placa del Mazda cuando vio a Mendoza salir y acercarse de una manera agresiva.

Tucker testificó que salió del crucero y ordenó a Mendoza que volviera al auto. Cuando Mendoza no lo hizo, Tucker lo agarró, lo golpeó y le puso las manos en el techo del Mazda.

El abogado Morris sostiene que el oficial ordenó ilegalmente a Mendoza que saliera del vehículo sin ninguna justificación, como la preocupación por su seguridad, ya que no había visto las armas en ese momento, o tenía sospecha razonable de creer que él o el pasajero estaban involucrados en actividad delictuosa.

Aunque el policía admitió que no tenía pruebas firmes de ningún crimen en ese momento, declaró que un automóvil solitario, aparcado frente al edificio de apartamentos alrededor de las 2:00 de la madrugada, llamó su atención.

La escena lo llevó a montar vigilancia desde unos 100 metros de distancia en la calle Harbour, dijo.

Durante la parada y después de que Mendoza pusiera sus manos en el techo del automóvil, Tucker testificó que Mendoza varias veces apartó sus manos del techo del Mazda y parecía estar tratando de recostarse dentro del auto.

Fue entonces cuando Tucker decidió esposar  a Mendoza.

Testificó que él y otros oficiales hicieron una amplia requisa en el Mazda y notaron la larga bolsa de lona de camuflaje que estaba inclinada entre los dos asientos delanteros. Ese saco contenía el rifle y las municiones. Y  descubrieron posteriormente la pistola bajo el asiento delantero.

Mendoza y Rodríguez  han estado en libertad bajo fianza en espera de juicio por cargos de poseer ilegalmente un arma de fuego de gran capacidad y municiones. Mendoza,  dueño del rifle Smith & Wesson M & P 15, también es acusado de almacenamiento ilegal de un arma de fuego. La policía también encontró tres cajas  de 30 balas cada una.

Mendoza tenía una licencia para portar armas de fuego en el estado de Florida, pero no en Massachusetts.

Otra audiencia fue programada para el 18 de agosto con testimonios de otros oficiales y argumentos de los abogados.

NO COMMENTS

Leave a Reply